Cerámica es sostenibilidad | La Escandella

Creado por:  |

 

Decálogo de la sostenibilidad de los productos cerámicos.

El uso de materiales cerámicos en edificios y en construcciones se remonta a cientos de años atrás. Hecho que nos muestra el equilibrio en cuanto a aspectos medioambientales, sociales y económicos.

A continuación, se muestran las 10 razones por las cuales los productos cerámicos son sostenibles:

- Origen natural. El principal producto cerámico es la arcilla, que se forma a partir de minerales y tiene una gran variedad de usos industriales. Se obtiene en la naturaleza de manera abundante, y es de fácil extracción.

- Extracción responsable. La extracción de la arcilla se realiza de forma segura y eficiente, siguiendo la ley de Responsabilidad Ambiental. Una vez agotadas las canteras, se restauran y se crean reservas naturales o zonas de uso agrícola, promoviendo una oportunidad más a la biodiversidad.

- Fabricación eficiente. En los últimos 10 años se ha logrado una reducción del 24% de las emisiones totales de CO2. En cuanto al consumo de energía, se promueve la eficiencia a través de ciertas medidas como el uso de gas natural o biomasa, unido a la aplicación de mejores técnicas optimizando aún más el consumo energético.

- Eficiencia energética y aislamiento térmico. Los productos y sistemas cerámicos tienen una gran inercia térmica que mejora el comportamiento térmico de los edificios, gracias a la amortiguación y el desfase que se produce en la onda térmica que atraviesa los cerramientos. Provocando esa mayor diferencia de temperatura entre el exterior y el interior.

- Seguridad para los usuarios. La robustez, resistencia frente al fuego, ya que evita llamas, humos y gases tóxicos, y la protección frente a bruscos vientos, lluvia o nieve son características de los productos cerámicos que corroboran su seguridad.

- Ambiente confortable y saludable. Los materiales proporcionan un elevado aislamiento acústico, tienen un buen comportamiento frente a la humedad que evita la aparición de moho o malos olores, y no emiten compuestos orgánicos volátiles preservando una atmosfera limpia.

- Larga vida útil y sin apenas mantenimiento. La DAP (Declaración Ambiental de Producto) garantiza una vida útil del producto de 150 años. De hecho, los materiales cerámicos se caracterizan por embellecer con el paso del tiempo. Suceso que favorecerá el ahorro económico de los propietarios de viviendas al no tener que pagar de manera periódica por el mantenimiento o renovación de los mismos.

- Soluciones innovadoras y de vanguardia. Gracias a la existencia de una amplia gama de tejas cerámicas disponibles en el mercado y gran diversidad de formas y texturas, permiten en la actualidad realizar obras de gran valor arquitectónico con un diseño vanguardista.

- Conservación del patrimonio arquitectónico. Una gran parte de pueblos y ciudades en España se han construido con materiales y tejas cerámicas. Su elevada durabilidad, altas prestaciones y un precio de mercado muy asequible facilita la conservación del patrimonio arquitectónico.

- Contribución a la economía circular. Reutilizables y reciclables. A pesar de la larga vida de los edificios construidos con productos cerámicos, a veces dichos edificios se demuelen antes del final de su vida útil. Cuando esto ocurre, los productos cerámicos vistos pueden recuperarse para ser reutilizados o reciclados.

 Ver video